Periodismo narrativo

Entradas etiquetadas como “tumbas

Las torres más imponentes de Bosnia

Apuntan al cielo como monumentos del desastre. Monolitos de la ira, el odio, la guerra, la desesperanza… un museo perpetuo del horror. Las torres más imponentes de Bosnia no son los sempiternos campanarios católicos y cristianos. Tampoco los minaretes musulmanes. Son las miles de lápidas que apuntan al cielo en cada recodo, a la vuelta de cada esquina, levantadas en un puñado de tierra para recordar que de 1992 a 1995 el infierno se hizo realidad en la antigua república yugoslava.

Tan sólo en contados lugares hay enterramientos compartidos por las tres religiones beligerantes en el conflicto. La reconciliación bosnia no se ha dado, desde luego, en los cementerios. Tampoco  entre los vivos. Aún así, con un poco de suerte, se puede dar con algún camposanto compartido. A pocos metros del bulevar de Mostar, la carretera que todavía divide la ciudad entre católicos croatas y musulmanes, hay uno de ellos.

Las lápidas de las tres religiones se diferencian en su forma, pero tienen un funesto aspecto en común, la fecha de defunción señalada en ellas: 1992 en Sarajevo, 1993 en Mostar, 1995 en las 5000 de Srebrenica, los funestos años de la guerra, el terrible final del genocidio, tallado para siempre en madera o piedra como recuerdo de lo que nunca debió haber sucedido. Si de la historia se aprende, aprendamos de una vez y por todas. Lo que falló en Auswitz volvió a fallar en Srebrenica 50 años después. ¿Habrá sido suficiente?